“Después de este viaje la Señora Diana Sternbach fue nombrada miembro de la IFF.
Felicitaciones! Una enorme alegría para nuestra Asociación y Latinoamérica!!!”

Mi viaje a Suiza

Partí de Bariloche 24 horas antes de salir hacia Suiza. Tenía que tener tiempo suficiente para poder prevenir, huelgas, piquetes o imprevistos que dificultaran mi llegada. No podía fallarle a quienes me habían elegido para representarlos en la asamblea anual de la IFF, hacia años que no íbamos.

Luego de un vuelo de 2 horas, que partió, y llego adelantado, llegue a Buenos Aires. Me encontré con la presidenta de la asociación, Alicia Basaldúa para terminar de organizar detalles formales de mi acreditación.

Todo estaba listo y luego  de 12 horas llegue a Frankfurt para tan solo una hora más tarde salir rumbo a Zurich. La asamblea se realizaba a 45 minutos de la ciudad en un lugar bautizado” Herzberg”, montaña del corazón, por su director.

El día 25 de mayo comenzó la pre asamblea, donde nos registramos, tuvimos un aperitivo de bienvenida,  y comenzamos a conocer a todos los representantes de los distintos países. Éramos 36 países representados, además de los tres  directorios de acreditación de entrenamiento que unifican a EEUU y Latinoamérica, del cual dependemos en este momento; el que une a Europa e Israel, y al australiano y asiático.



El tema a tratar sería " Hacer que lo imposible se volviera posible", en el que cada país hablaría sobre lo que le es imposible y lo que sí pudieron lograr.
El 26 comenzó  tratando temas como es en estos casos, de aprobación de balances, membresías, reporte del directorio. Reporte de los distintos
comités: 

El de mediación, por suerte no tuvo actuación., el de finanzas, hay un pequeño superávit. Se tomo un tiempo importante para el informe del comité de archivos.  Se está gestando el acopio de un importante número de fotografías y casetes encontrados en casa de Lea Wolgensinger cuyo padre era amigo de Moshe. Se está negociando con la familia Feldenkrais el poder digitalizar y dar a publicidad el material. 


El directorio de la IFF escuchando  a la representante de NATAB

Luego cada asociación se presento con sus problemas y sus logros. Mi charla fue muy bien recibida, especialmente cuando comenté que estaba gratamente sorprendida de la atmosfera de amistad y compañerismo que reinaba y que no era tan común encontrar en encuentros de la comunidad Feldenkrais. Descubrí que todas las asociaciones hablábamos de las mismas dificultades, tuvieran numerosos miembros o fueran pequeñas, todos padecemos problemas universales. Por supuesto hice hincapié en los logros como la traducción de clases de Rich, el festejar con mucho público el día Feldenkrais, y haber logrado una asociación armónica.

En un momento tuvimos la visita de la representante del Japón quien muy emotiva agradeció la preocupación de la comunidad internacional por la seguridad de los miembros de su asociación cuando el tremendo terremoto del Japón de este año.


El 27 tuvimos un trabajo grupal con una facilitadora para tornar lo imposible en posible, en los problemas que necesitan soluciones. Cada uno de nosotros tuvimos que votar cual queríamos trabajar. El más votado tuvo 14 votos, otro 9 y tres 8. Entre esos tres uno fue hacer un entrenamiento en Argentina. Todos muy entusiasmados. Como trampolín inicial para el cambio en los otros países. Sentí que estábamos en el lugar correcto en el momento correcto. Fue un trabajo muy interesante con parangones con frases de Alicia en el país de las Maravillas.